Una prótesis parcial removible es el aparato de toda la vida de quitar y poner. Se fija a los dientes con unos ganchos y unos topes. Suelen tener cierta movilidad con lo que pueden ser algo incomodos a la hora de comer y masticar. El material utilizado para su confección suele ser resina, con lo que su estética es bastante pobre, si además añadimos que los ganchos pueden estar en zonas visibles.